Historia del Gospel


“GOD” (Dios) y “SPELL” (Una forma antigua de inglés que significa historia).
Dieron origen a la palabra GOSPEL “Historia de Dios”.
.
Por años, las iglesias afroamericanas de los EEUU fueron el único refugio de los esclavos, que cerca de 1730 tomaron la colección de himnos religiosos del pastor británico Isaac Watts para desarrollar su propia música. Tras la Guerra de Secesión (1861-1865), cuando se aceleró el proceso de abolición de la esclavitud, se consolidaron los rituales de adoración al Señor: sermones con mucha improvisación, y dialogo continuo entre el pastor y los fieles, bajo la forma de patrones musicales de llamada (por parte de una voz solista) y respuesta (por parte del coro). En 1921 su música sale de los templos para luego transformarse en un estilo más, con la aparición de figuras como Mahalia Jackson, Sally Martin y Marion Williams.
.
EL GENERO GOSPEL NACIÓ EN LOS TEMPLOS…
El Gospel reconoce un gran antecedente: el Negro Spiritual, que refleja el ritmo del trabajo en las plantaciones, donde los esclavos eran obligados a cantar mientras trabajaban para que no hablen y se complotaran. Tiene una cadencia lenta, intensa y melancólica. En las letras, basadas en temas del Antiguo Testamento, mezclaban su fe, su pensar, su estado de ánimo, y también los mensajes cifrados de escapes y motines. Para los negros americanos de los siglos XVIII y XIX, en su gran mayoría esclavos y analfabetos, estas canciones creadas colectivamente, eran un recurso inviolable para recuperar y mantener la memoria de su cultura. Para quienes toda posesión era básicamente negada, una tradición musical, dada su inmaterialidad, se convierte en el modo privilegiado, casi único de transcurrir y conservar contenidos.
.
EL GOSPEL TRADICIONAL
Es aquel que básicamente se ha dado en las iglesias protestantes afroamericanas de Estados Unidos y que normalmente lo interpreta un coro, que puede tener uno o varios solistas. Se caracteriza por ritmos rápidos y alegres; con la importante presencia de un órgano “hammond”. Quizás una de las canciones más conocidas es “Oh Happy Day” de Edwin Hawkins.
Este tipo de música habla de los problemas cotidianos de la vida y de cómo Dios responde a ellos. En el paso del tiempo el Gospel rompe los esquemas más conservadores del género mezclando con energía la tradición con otros estilos, como el funk, el rock y el blues, con artistas muy conocidos en este subgénero como Kirk Franklin, Kurt Carr o Fred Hammond entre otros.
.
Si te gusta cantar… y te gusta el gospel… viví en Buenos Aires la experiencia única de cantar en un coro gospel…!!!
.
—> Para más información hacé CLIC AQUÍ